Comprar autopartes y refacciones automotrices es todo un tema de estudio, ya que existe un dilema muy fuerte entre seleccionar productos originales o productos nacionales, asiáticos o de otros países. Definitivamente el equipo original o de repuesto que se consigue en la refaccionaria de una agencia es la mejor opción, ya que en caso de algún defecto, el proveedor puede cambiar la pieza y el consumidor no pierde su inversión. Además, las piezas chinas y sobre todo las que son “universales” tienen menor calidad, mejor durabilidad y por tanto, menor tiempo de vida para el repuesto (aproximadamente 50 por ciento menor)

Si bien la diferencia entre el costo de una autoparte o una refacción original y una de origen chino o de otro país es del 30 al 40 %, lo importante es la calidad y su funcionalidad. El mercado nacional tiene refacciones y autopartes de excelente calidad y de diferentes precios, por lo que también se recomienda analizar las ventajas y desventajas de adquirir estos productos.